Emprender como estilo de vida

Emprender se está poniendo de moda, y es genial. Emprender significa crear un negocio propio como alternativa al empleo tradicional. Emprender es en definitiva auto emplearse. Y eso aparentemente resulta atractivo, pues conlleva muchas ventajas, como la de ser tu propio jefe, marcar tu horario, decidir tus objetivos, tomar tus propias decisiones… lo que a la vez implica otros beneficios indirectos como el de no madrugar, no chuparse atascos, tomarse vacaciones o días libres cuando quieras, conciliar tu vida profesional con tu vida familiar, obtener beneficios económicos… En definitiva, vivir y sentir que emprende es un estilo de vida.

Sin embargo, para que todos estos beneficios de emprender sean una realidad para ti, antes deberás pagar el precio que supone lograr tus sueños. Y no todo el mundo está dispuesto a experimentar los inconvenientes de poner en marcha un nuevo proyecto empresarial, como por ejemplo exponerse al rechazo y a la crítica o alargar las jornadas laborales sacrificando el tiempo libre, sí, tiempo libre.Emprender requiere aceptar los desafíos de la incertidumbre sobre los resultados, de la inseguridad de los ingresos, y del desconocimiento acerca del mercado.

No quiero ser aguafiestas, pero la realidad es que la mayoría de los proyectos nunca llegan a ver la luz, y de los que nacen, la mayoría fracasan en los inicios. No es facil. No está hecho para personas que quieren algo cómodo y fácil. Está para soñadores. Gente solidaria y que ve algo “más allá” de lo que realmente se encuentra en el día a día. Quiere ser financieramente independiente.

Ahora bien, si de verdad te lo propones y si encuentras la oportunidad adecuada puedes alcanzar el estilo de vida que sueñas. Estos son los 2 factores clave del éxito empresarial:

  1. Tener un deseo ardiente de mejorar tu situación actual. Esto requiere soñar en grande y encontrar aquello que te moviliza, el motivo por el cual vas a persistir ante los obstáculos y a superar todos los desafíos. Te sugiero que hagas una lista de todas aquellas cosas que te incomodan hoy por hoy, e imagines cómo sería tu vida si todo eso ya no fuera un problema para ti.
  2. Encontrar una oportunidad de negocio que se adecue a tu situación actual y te aporte lo que necesitas para triunfar. Lo que significa tener la mente abierta a nuevas opciones y ser realista acerca de tus recursos y experiencia. Te propongo que hagas un inventario de tus talentos y fortalezas, y describas qué características tendría que reunir tu negocio ideal.

Un abrazo y Recuerda: ¡No tengas miedo a fallar, ten miedo a no intentarlo!

Javier Pérez

contacto@javierperezsoriano.com

Sígueme en Facebook: Facebook.com/japeso92

Sígueme en Instagram: Instagram.com/japeso92

Sígueme en Linkedin: Linkedin.com/japeso92

Sígueme en Youtube: Youtube.com/JavierPerezSoriano

Sígueme en Google+: Plus.google.com/+JavierPerezSoriano

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.